¿Qué son los fitocannabinoides? 

Los cannabinoides son una clase de moléculas lipofílicas que interactúan con el sistema endocannabinoide (ECS) del cuerpo. Los fitocannabinoides, o cannabinoides exógenos, son cannabinoides derivados de plantas producidos por tricomas glandulares que cubren la superficie de la planta de cannabis. Los tricomas son responsables de producir todos los compuestos deseables de la planta. Se han descubierto más de 100 cannabinoides en la planta de cannabis, aunque la investigación sobre sus efectos sólo se ha realizado en los más destacados, el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). 

¿Cuál es la diferencia entre los fitocannabinoides y los cannabinoides?

El término cannabinoide se refiere a una amplia clase de compuestos químicos producidos por muchas especies biológicas. En términos generales, estos productos químicos ayudan a regular y equilibrar una serie de funciones biológicas. 

El mundo de los cannabinoides se puede desglosar generalmente en dos categorías principales: fitocannabinoides y endocannabinoides. La diferencia entre los dos es sencilla. Los fitocannabinoides son producidos por las plantas, mientras que los endocannabinoides son producidos por los mamíferos. 

Los cannabinoides endógenos, o endocannabinoides, son cannabinoides producidos dentro del cuerpo de los mamíferos. Cada función en nuestros cuerpos requiere un balance específico de factores para poder funcionar a la máxima capacidad. Cuando se logra este equilibrio, se llama homeostasis. Los endocannabinoides juegan un papel importante en la supervivencia ayudando al cuerpo a mantener la homeostasis. Debido a que nuestros cuerpos ya usan moléculas cannabinoides para regular muchas funciones, estamos inherentemente dotados de muchos objetivos que la planta de cannabis puede activar. 

Los endocannabinoides y los fitocannabinoides no son necesariamente diferentes a nivel estructural. Ambos activan el ECS del cuerpo uniéndose a los receptores cannabinoides. Los endocannabinoides activan un efecto homeostático, llevando al cuerpo a un estado de salud equilibrado. Son producidos por nuestras células de una manera «a la carta». 

Los fitocannabinoides tienen la capacidad de producir efectos más abiertamente medicinales, y pueden compensar las deficiencias de endocannabinoides en el cuerpo cuando desencadenan respuestas terapéuticas. Los fitocannabinoides también son capaces de producir intoxicación, algo que los endocannabinoides por sí solos no pueden hacer. 

¿Por qué la planta produce cannabinoides?

El cuerpo humano produce cannabinoides para la supervivencia a través de la activación de la homeostasis. La planta de cannabis también produce cannabinoides para su supervivencia, pero en una respuesta mucho más directa a las presiones externas. Los hytocannabinoides, producidos por los tricomas de la planta de cannabis, cubren la superficie de la planta como una defensa contra peligros ambientales como los depredadores de insectos y las duras condiciones climáticas. 

¿Cómo interactúan los fitocannabinoides con el sistema endocannabinoide?

El ECS ayuda al cuerpo a mantener el equilibrio funcional a través de sus tres componentes principales: moléculas «mensajeras» que nuestro cuerpo sintetiza, los receptores a los que estas moléculas se unen, y las enzimas que los descomponen. Dolor, estrés, apetito, metabolismo energético, función cardiovascular, recompensa y motivación, reproducción y sueño son sólo algunas de las funciones influenciadas por el sistema cannabinoide endógeno. 

Los receptores cannabinoides se clasifican en una de dos categorías: CB1 y CB2. Los receptores CB1 se encuentran principalmente en el sistema nervioso central, donde regulan una amplia variedad de funciones cerebrales. De hecho, son la proteína más ampliamente expresada de su tipo en el cerebro. El papel principal del receptor CB1 es controlar el tiempo y la frecuencia de la liberación de otros neurotransmisores, como la serotonina, la dopamina y el glutamato. Los receptores CB2 se encuentran principalmente en las células inmunitarias, que circulan por todo el cuerpo y el cerebro a través del torrente sanguíneo. También se encuentran en las neuronas de algunas regiones cerebrales seleccionadas. Los receptores CB2 gobiernan las respuestas inmunes, incluyendo el dolor y la inflamación. Los fitocannabinoides interactúan con el ECS al unirse a estos receptores, lo que a su vez provoca una respuesta reguladora del cuerpo. 

El sistema endocannabinoide de todos es único. Las tasas de producción de endocannabinoides varían enormemente, al igual que el número de receptores cannabinoides en nuestros cuerpos. El consumo prolongado de cannabis hace que el cerebro reduzca el número de receptores CB1 disponibles para la activación. Utilizando imágenes del cerebro humano, podemos observar que sólo 48 horas de abstinencia de cannabis es suficiente para resensibilizar el sistema y llevar la expresión de las proteínas CB1 a un nivel comparable a los usuarios de no cannabis.

El Efecto Entourage

El cannabis contiene cientos de moléculas que tienen la capacidad de interactuar directamente con nuestros cuerpos y mentes. Las moléculas cannabinoides son relativamente únicas a la planta de cannabis, pero otras moléculas derivadas de la planta, como flavonoides y terpenos, también se unen a nuestras células e influyen en nuestras experiencias. Todas estas moléculas derivadas del cannabis funcionan de forma sinérgica entre sí, potenciando potencialmente los efectos más deseables. Los terpenos, por ejemplo, son una pieza esencial del rompecabezas del cannabis debido a su potencial para apoyar, si no aumentar abiertamente, la potencia terapéutica de los cannabinoides como el THC y el CBD. Esta relación potenciada entre los compuestos de cannabis se conoce como el efecto séquito, o conjunto.

El término entourage effect fue acuñado por el investigador israelí Dr. Raphael Mechoulam para explicar cómo una combinación de compuestos de cannabis es más eficaz que un compuesto aislado. Más recientemente, el término efecto conjunto se ha utilizado como una descripción posiblemente más precisa de la forma en que los fitocannabinoides, terpenos y otros compuestos de cannabis trabajan juntos de forma cooperativa, en lugar de un tipo de cannabinoide liderando la carga mientras que el resto sigue, como la palabra séquito implica.

El Cannabidiol (CBD) en los productos de Terra CBD es el segundo cannabinoide más abundante en el cañamo, tiene muchos beneficios terapéuticos potenciales, incluyendo propiedades antiinflamatorias, analgésicas, ansiolépticas y antiepilépticas.

ACEITE MASAJE CBD 10% de 250 ml